Plebiscito en Chile : recuerdos de una excepcional noche de Radio

, par Eduardo Olivares Palma

Eran tiempos de antes de Internet y de todos los "artefactos" que hoy convierten en planetario el más local y lejano de los eventos. El 5 de octubre de 1988, los chilenos votaron en un Plebiscito cuyo resultado marcó el comienzo del fin de la dictadura de Pinochet. Gracias a Radio Latina (París) y a Radio Chilena (Santiago de Chile), los chilenos de Francia y sus amigos franceses pudieron vivir en directo ese momento histórico. Escucha aquí mismo un extracto de esa inolvidable noche de radio.
Los chilenos Luis Álvarez y Manuel Antonio Baeza, en animada discusión con Itala Ménard y Amelia Carvalho, de Radio Latina. Fotos : Ximena Prieto B.

Fue, por muchas razones, una día excepcional. Una mezcla de esperanza y de escepticismo marcaba la vida de los chilenos de Francia y muy especialmente de los numerosos exiliados que, pese a la distancia, buscaban incansablemente estar cerca lo que pasaba en Chile 15 años después de la instalación de la dictadura.

Corresponsal de Radio Chilena y jefe de programas Radio Latina de París, tuve la posibilidad de viajar a Chile a comienzos de septiembre de ese año, de participar en algunas manifestaciones y de sentir de cerca la efervescencia y la sensación de que estábamos ad portas de algo mayor. Una sensación que en Francia, a más de 11.000 kilómetros de distancia, no era fácil de percibir.

Fue por ello que, antes de regresar a París, le propuse a mi querido amigo Jaime Moreno. por aquel entonces director de prensa de Radio Chilena, de que la noche del plebiscito hiciéramos una transmisión conjunta que permitiera a los chilenos de Francia vivir "en vivo y en directo" ese momento único.

De izquierda a derecha : Jean-Marcel Bouguereau, Eduardo Olivares, Guy Mansuy y Jean-François Kahn

De vuelta en París le propuse el tema a Itala Menard y a Philippe Rossillon, respectivamente directora de la radio y secretario general de la Unión Latina, la organización, hoy desaparecida, que había creado y financiaba la Radio Latina de entonces.

Ambos aceptaron rápidamente. No sin antes poner una condición : la transmisión no debía ser "militante" sino profesional, periodística. Entre otras cosas porque la Unión Latina, una suerte de Unesco de los países de cultura y lengua latina, estaba formada por los gobiernos y el representante de Chile era el propio embajador de Pinochet en París, Héctor Riesle. Cumpliendo las instrucciones de Rossillon, lo invité formalmente a participar en el panel de invitados chilenos, latinoamericanos y franceses que estábamos preparando para comentar las noticias que iríamos recibiendo de Chile. Obviamente, Riesle declinó la invitación pero envió una declaración escrita que leí 3 veces durante las 6 horas que duró la transmisión.

Mientras Ricarte Soto (derecha) se comunica con Santiago, Pancho Cruz (sombrero) y Claire Duhamel observan el trabajo de Bertrand Beuf en los controles. Al fondo, parte del numeroso público que llegó esa noche hasta Radio Latina.

6 horas durante la cuales, junto a los periodistas chilenos Ricarte Soto, Patricio Tupper y Francisco Cruz, acogimos a los numerosos invitados y amigos que participaron en los debates organizados entre las 10 de la noche y las 4 de la mañana : Jacques Chonchol, Carmen Castillo, Jean-François Kahn, Jean-Marcel Bouguereau, Claire Duhamel, Paco Ibáñez, Georges Moustaki, Osvaldo "Gitano" Rodríguez, César Stroscio, Rómulo Tromben, Guy Mansuy, entre muchos otros...

Por muchas razones, la noche del 5 de octubre fue, sin lugar a dudas, una noche excepcional y muy especialmente, una inolvidable noche de radio. Cuyo registro constituye la base de una publicación - texto y audios - que esperamos compartir en 2018, con ocasión del 30° aniversario del plebiscito. Será una manera de aportar a la historia de un momento decisivo en la historia de Chile y de agradecer a quienes la hicieron posible tanto en Francia como en Chile. Empezando por nuestro recordado amigo y colega Jaime Moreno al que puedes escuchar este extracto de una noche de radio que, perdida toda "objetividad", terminó al son del famoso Vals del No "tarareado" y bailado, entre emocionados abrazos, por quienes vivieron en los estudios de Radio Latina, esa noche excepcional.


Fotos : Ximena Prieto B.